Falencias Normativas en la Educación Superior

FALENCIAS NORMATIVAS EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Por Luis Lescano, Presidente del IPDE

Estamos dejando el 2017 con una serie de falencias y omisiones normativas en nuestra educación superior que no permiten avanzar – adecuadamente y sin retrasos – en el fortalecimiento de nuestro sistema educativo. Cuatro son las más relevantes :

1. Sistema de Acreditación: Desde hace tres años y medio la Ley Universitaria dispuso la reorganización del Sistema Nacional de Acreditación, sin cumplirse hasta hoy. Ello está significando una notoria desaceleración de los procesos de acreditación y, como efecto, el desincentivo en la mejora de la calidad educativa de nuestras universidades e institutos. Recordemos que el rol del SINEACE se enfoca en el fomento de la calidad educativa de nuestras casas de estudio y si demoramos más en otorgarle el marco legal que lo respalde afectaremos todo lo avanzado en estos diez años de existencia de nuestro sistema de acreditación. Tarea pendiente y urgente.

2. Política de Aseguramiento de la Calidad: Nuestro sistema universitario cuenta con una política de aseguramiento de la calidad de la educación contenida en el D.S. 016-2015 anclada en cuatro pilares importantes: Información y Fomento a cargo del MINEDU, Acreditación a cargo del SINEACE y Licenciamiento a cargo de la SUNEDU. Sin embargo, nuestro sistema tecnológico no cuenta con un instrumento similar que ordene, sostenga y garantice la calidad de nuestros institutos superiores. Necesitamos construir una normativa coherente y uniforme para la educación superior.

3. Sistema de Licenciamiento: El organismo encargado de otorgar el licenciamiento de nuestras universidades viene atendiendo desde hace dos años los procesos de licenciamiento sin contar con un TUPA que compendie y sistematice el procedimiento de licenciamiento. Las consecuencias de esta omisión son nefastas. Para la SUNEDU, la suspensión de sus facultades de exigir a las universidades la tramitación de los procesos de licenciamiento y, para sus funcionarios, la comisión de una falta grave disciplinaria. Así lo establecen los artículos IV y 36 de la Ley del Procedimiento Administrativo General. Es prioritario atender esta negligente omisión.

4. Ley Universitaria : Caminando hacia el cuarto año de su vigencia, los actores del sistema universitario, incluyendo al MINEDU y la SUNEDU, coinciden en la necesidad de modificar la Ley. Se han convocado a las universidades, realizado foros, simposios y otros eventos académicos en esta dirección y aún no se dan las modificaciones. Las exigencias de tiempo en el régimen de estudios; las limitaciones en los programas de educación a distancia en contracorriente con las tendencias mundiales; la imposición de un modelo educativo único sin considerar la conveniencia de la diversidad; la perversa estructura de gestión de las universidades públicas, entre otros, constituyen asuntos que debemos corregir a la brevedad. Legislemos para el futuro.

Lima, Diciembre 11, 2017

Compartir en redes sociales...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Archivos